5 tips para planear un viaje familiar en auto

¿Alguna vez te has preguntado cómo es que algunas personas aman los viajes familiares mientras otras los detestan?

 

Un viaje familiar suele ser una aventura, pero de todos modos requiere de cierta planificación que puede ser la diferencia entre pasar tiempo de calidad con tu familia o conducir una pequeña sucursal móvil del infierno.

 

Después de todo se trata de vacaciones, que deberían ser un periodo de tranquilidad, ocio, relajación y sobre todo alegría. Lograr que un viaje familiar te saque sonrisas en lugar de urticaria no es difícil. Basta con que un par de días antes de tu viaje te prepares con estos cinco puntos fundamentales.

 

1. Planifica tu ruta

 

Planear la ruta no sólo es saber a dónde vas. Implica estudiar con detenimiento las curvas, intersecciones y cambios de camino que debes hacer. Esto no significa que debas de aprenderte de memoria el recorrido, sino que sepas de antemano qué esperar y a qué puedes enfrentarte.

 

También es importante que ubiques las gasolinerías y las estaciones de servicio a lo largo de tu recorrido, así tendrás una idea clara de dónde tienes que parar para recargar gasolina.

Actualmente ya no tienes que calcular el tiempo que te tomará realizar el viaje de manera manual como tus padres y abuelos tenían que hacerlo, basándose en la guía roji o en mero empirismo. Tenemos la facilidad de que el GPS e incluso Google maps proporcionan el tiempo aproximado de manera automática.

 

Ten este dato siempre en cuenta, pues así sabrás cuánto tiempo de luz de día puedes aprovechar. A menos que tengas experiencia manejando de noche en autopista, te recomendamos que no subestimes lo diferente que puede llegar a ser.

Por último, un beneficio adicional de estudiar tu ruta con mapas en línea es que podrás encontrar restaurantes en los que vale la pena detenerse a desayunar, comer o cenar.

 

2. Ten en cuenta a tus pequeños

 

Si viajas con niños pequeños, existen maneras de hacer que el viaje también sea placentero y divertido para ellos. Lo mejor es incluirlos en la planificación del viaje desde el inicio: determina tres o cuatro posibles paradas en el camino, pueden tratarse de monumentos, miradores, atracciones o incluso restaurantes de comidas que a ellos les gusten.

 

Una vez que tengas una lista, invita a tus hijos a que escojan una o dos. Puede parecer algo insignificante, pero notarás inmediatamente un cambio positivo en su actitud, pues se sentirán incluidos y tomados en cuenta.

 

Si en tu trayecto no encuentras ninguna atracción que valga la pena, de todas maneras es recomendable hacer paradas cada dos horas como máximo para estirar las piernas, respirar aire fresco e ir al baño.

 

3. Prepara bocadillos

 

Aunque ya hayas planeado en dónde se detendrán para comer, es inevitable que a mitad del trayecto alguien sienta sed o hambre. Por ello, lleva por lo menos un litro de agua por persona, junto con un sándwich o bocadillo.

 

Recomendamos esto porque definitivamente son opciones más saludables y nutritivas que llevar refrescos y papas fritas.

 

Ten en cuenta que casi todas las tiendas cercanas a las gasolinerías o a las casetas de cobro inflan sus precios y puedes terminar gastando hasta $200 pesos por unas simples golosinas para toda la familia. Anticiparse a ello te permite evitar gastos y paradas innecesarias.

 

Preparar alimentos le da cierto encanto a los preparativos del viaje, y es una de las tareas en las que puedes involucrar a tus pequeños. No necesariamente tienen que ser una rebanada de jamón y una de queso entre dos panes blancos: un sándwich puede ser toda una experiencia gastronómica. Echa un vistazo a estas deliciosas recetas que puedes probar en tu siguiente viaje.

 

4.Planifica tus gastos

 

Actualmente uno debe ser cuidadoso con la cantidad de dinero que va a gastar en un viaje familiar, especialmente por el precio de la gasolina, que incrementó su costo dramáticamente en los últimos años. Conviene que hagas una estimación de cuánta gasolina utilizarás para que sepas de antemano cuánto dinero debes reservar para ello.

 

 

Sabemos por experiencia propia que el resultado suele ser desalentador, por lo que si tienes planeado hacer viajes de manera frecuente es una excelente idea optar por adquirir un coche con un mejor rendimiento de gasolina.

 

Si tus viajes son entre ciudades cercanas (como Puebla a CDMX), incluso puedes optar por un coche eléctrico, que te permitirá un ahorro extra en combustible, además de estar exento de tenencia, verificación e impuesto sobre autos nuevos.

 

Del mismo modo, a menos que quieras aventurarte por carreteras libres, es conveniente que investigues cuántas casetas pasarás y cuánto cobran en cada una, así te evitarás desagradables sorpresas.

 

Con esta calculadora online puedes consultar la tarifa de las casetas que encontrarás en tu ruta, sólo tienes que ingresar tu origen, tu destino y el tipo de vehículo en que viajarás. Si cuentas con datos como el rendimiento de tu vehículo y su cilindraje también puedes obtener un estimado del combustible que necesitarás.

 

5. Confía en el papel

 

No importa de cuánta tecnología dispongas, nada reemplazará a llevar mapas impresos. En ellos puedes hacer anotaciones, resaltar tu ruta y así tendrás un respaldo en caso de que llegues a un área sin cobertura o tu gps se vuelva loco.

 

De igual manera siempre es recomendable llevar al menos el 25% de tu presupuesto para el viaje en dinero en efectivo, pues dependiendo de tu destino, puede que no todos los establecimientos en los que te detengas cuenten con terminal para tarjeta de crédito e incluso si lo tienen, no es extraño escuchar que “se les cayó el sistema”.

7 consejos de seguridad para viajar en auto con tu familia.

7 consejos de seguridad para viajar en auto con tu familia. 

Siempre que hay vacaciones o tiempo libre es ideal despejarse del trabajo para tener nuevas ideas y llegar más frescos, ¿Qué mejor manera de aprovechar este tiempo haciendo un viaje familiar? Tanto si tienes la fortuna de gozar de varios días de descanso como si sólo puedes escaparte un fin de semana, es importante que tengas en cuenta lo que necesitas hacer para viajar con tu familia sin arriesgarte a sufrir ningún percance.

1.Haz un chequeo completo de tu coche

Viajar en carretera implica que debes poder confiar en el buen funcionamiento de tu coche durante cientos de kilómetros. Para esto, tu vehículo debe cumplir con ciertos criterios básicos:

El primer paso es cerciorarte de que tus llantas estén en buen estado y también la llanta de refacción. Asegúrate de que tus faros y tus luces indicadoras funcionen correctamente.

Si tienes algo de experiencia, puedes comprobar por ti mismo los niveles de anticongelante y aceite. Si no, puedes llevarlo a un mecánico para que se encargue de ello. Asimismo, si tu batería ya está cerca del final de su vida útil, lo mejor es reemplazarla.

Por último, es recomendable que un mecánico certificado revise el estado de los frenos. En tu visita a la gasolinería, asegúrate de llenar el tanque y de pedir que inflen tus neumáticos a la presión que el fabricante recomienda para viajes en carretera.

 

2.Asegúrate de ir bien equipado

Tu coche debe contar, por lo menos, con cables pasacorriente, una llanta de refacción, un gato, una llave de cruz y triángulos reflectores. Usualmente todos los coches tienen este kit en la cajuela, debajo del tapiz. En viajes demasiado largos, puede que incluir señalizadores de humo o bengalas sea una buena idea. Aunque no son muy usuales, han probado ser muy eficaces para llamar la atención de los servicios de emergencia en caso de accidentes o averías.

Si planeas hacer un viaje que incluya pasar por zonas montañosas o terrenos difíciles, o si sólo te gusta estar preparado para todo, también puedes equipar a tu vehículo con un pequeño kit de emergencias, consistente en una linterna, mantas de emergencia y un teléfono extra con la batería llena.

 

3.Asistencia en el camino

Antes de salir a carretera, ten a la mano los números de emergencia. Incluso si tu vehículo funciona perfectamente y si conduces con prudencia, existe la posibilidad de que te veas afectado por un imprevisto o involucrado en un accidente. De modo que tienes que saber de antemano qué es lo que harás y a quién puedes recurrir si algo así sucede.

Todas las carreteras de cuota de México ofrecen a sus usuarios el servicio de grúas y auxilio vial, pero sólo si no hay un accidente de por medio, y por otra parte, la Secretaría de Turismo coordina a los Ángeles Verdes, que sí ofrecen auxilio en caso de accidentes, pero a veces pueden tardar mucho tiempo en llegar a donde se les necesita y especialmente en estas fechas, porque tienen mucho más trabajo del que pueden atender.

Por ello, es recomendable que contrates un servicio de asistencia en el camino, como ejemplo los vehículos de Chevrolet tienen un sistema OnStar, que además de auxilio en caso de accidente, brindan otros servicios como recuperación en caso de que tu vehículo sea robado, asistencia de navegación y auxilio en caso de desastres naturales.

Esta asistencia está disponible mediante una suscripción mensual bastante asequible en cuatro paquetes distintos que cubren diferentes perfiles de seguridad, o uno -el Combo Connected- que brinda protección integral.

El plan más básico es el Connected Essentials, que te da información confiable sobre el estado de tu vehículo de manera mensual. Es gratuito por diez años para todos los vehículos de Chevrolet.

Le sigue el plan Connected App, con el que además de obtener diagnósticos de tu vehículo, puedes disfrutar de navegación y localización de tu vehículo.

Luego está el Plan Protect, que se enfoca en asistirte en caso de robo de vehículo. Le sigue el plan Protect Plus +, que cubre todas las necesidades de seguridad al conducir.

Por último está el Combo Connected, que integra todas las prestaciones de los demás paquetes.

Basta echar un vistazo a las anécdotas de usuarios para hacerse a la idea de que un sistema de asistencia más que un lujo, es una inversión para proteger la vida.

Recuerda, la prevención se trata de esperar lo mejor, pero estar preparado para lo peor.

 4.Distribuye la carga de manera inteligente

Lograr que todas las maletas y equipaje quepan en la cajuela a veces es más un arte que una ciencia, pero hay un par de reglas doradas que siempre debes seguir:

Los artículos más pesados -no los más grandes- deben ir en la cajuela, en la posición más baja, distribuidos de manera uniforme, es decir, sin cargar un lado más que el otro.

En caso de que no todo tu equipaje quepa en la cajuela o que lleves mochilas y bolsos, ponlos en el piso del coche, de modo que no se conviertan en proyectiles en caso de un frenado súbito.

5.Ponte cómodo

Una postura adecuada es la diferencia entre llegar fresco a tu destino o hacerlo con calambres en la espalda y las piernas entumecidas. Con frecuencia los conductores se sientan demasiado lejos del volante y de los pedales.

En una postura de manejo adecuada:

  • Tus piernas están flexionadas, de manera que puedes pisar el pedal de freno hasta el fondo con firmeza
  • Tus codos también están flexionados de manera que puedas girar el volante al menos un cuarto de vuelta con fuerza y sin perder agarre.
  • Tus dos manos deben estar en el volante. Si tienes que usar la palanca de velocidades, tu mano derecha siempre debe volver al volante.
  • Tu espalda está recta y recargada en el asiento. Eso no sólo evita dolores de espalda y de cuello, también te mantiene alerta.

consejos-de-seguridad-para-viajar

 6.Pero no demasiado

Las vacaciones definitivamente son para relajarse, mas no para ser imprudentes. Algunas posturas que podrían parecer perfectamente normales y cómodas -como que tu copiloto suba los pies al tablero o los saque por la ventana- representan un serio riesgo que no vale la pena correr.

Asimismo, ningún pasajero debe dejarse llevar por el entusiasmo y asomarse por el quemacocos y mucho menos sacar el torso entero. Otras recomendaciones de toda la vida son tampoco sacar manos, brazos, pies ni cabeza de un vehículo en movimiento.

Por último, con el auge de los smartphones y tablets, es importante tener cuidado con los reflejos que estas pantallas de cristal provocan. Nunca subestimes cuánto puede afectarte un rayo de luz, incluso si te llega mediante el retrovisor. Si tus pasajeros usarán dispositivos electrónicos, procura que utilicen protectores de pantalla antirreflejantes.

7.Evita distracciones

Durante todo el viaje, pon tu atención en el camino y en los demás conductores. Mantener la mirada al frente durante demasiado tiempo resulta aburrido y tedioso, así que lo más recomendable es hacer paradas cada dos horas para cambiar de conductor o para descansar las piernas y refrescar la mente.

Si tienes que usar el GPS, procura que tu copiloto se encargue de ello y te dé las indicaciones necesarias. Asimismo, ignora las llamadas telefónicas. Incluso si usas manos libres, hablar por teléfono disminuye la atención que prestas al camino en un 30%. Si se trata de una llamada muy urgente, puedes orillarte y detenerte un par de minutos.

Por último, si viajas con niños inquietos, ten listo un plan para mantenerlos ocupados y tan silenciosos como sea posible, ya sea que vean una película, escuchen música o duerman.

Si tus niños están llenos de energía y no paran de jugar y moverse, tal vez lo mejor sea hacer una parada para que jueguen un rato al aire libre, corran, griten y salten para que puedan hacer el resto del viaje con tranquilidad.