fbpx

Blog

Latest Industry News

¿Cuándo es un buen momento para cambiar de coche?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email

Un automóvil es una de la inversiones más importantes que puedes hacer, y por ello es inevitable encariñarse con él y consentirlo como si fuera un  miembro más de la familia. Después de todo, se trata de una máquina que te permite ir a donde tú quieras con quien tú quieras, de manera rápida y segura. Así que cambiar de coche no siempre es una decisión sencilla.

 

Sin embargo todo por servir se acaba, y los coches también tienen un periodo de vida útil dentro del cual su balance costo-beneficio es óptimo. Dependiendo del buen uso y mantenimiento que le des, este puede ser sorprendentemente largo…o corto.

 

No es raro encontrarse con personas que insisten en mantener coches viejos, pese a la creciente dificultad de conseguir refacciones y el gran gasto de combustible que representan. Tal vez por apego, tal vez por la falsa noción de que es mejor hacer un gasto “pequeño” en reparaciones en lugar de comprar uno nuevo.

 

Es difícil establecer un periodo de vida útil que aplique a todos los autos modernos. Las optimizaciones de diseño y producción han dado lugar a coches que siguen funcionando aceptablemente bien después de 320,000 kilómetros, y el año del modelo tampoco es un factor suficiente para determinar que ya hay que cambiarlo.

 

Así que para saber a ciencia cierta si ya es momento de jubilar tu coche, lo mejor es guiarse por estas señales técnicas:

 

 1. Cuando pasa más tiempo en el mecánico que en la carretera

 

Idealmente un coche debería pasar un máximo de 12 días por año en el taller mecánico para servicio y mantenimiento, y el resto en las calles, no al revés.

 

La utilidad de un vehículo reside en estar disponible siempre que lo necesites. Si te ves en la necesidad de usar métodos alternativos de transporte -como pedir un taxi- más de dos veces por mes porque tu coche está en mantenimiento, tal vez sea un buen momento para comenzar a cotizar uno nuevo.

 

2. Cuando podrías estar gastando menos al cambiar de coche

 

Los aumentos al precio de la gasolina llegaron para quedarse. Llenar el tanque de un auto promedio cuesta más que antes y es triste que la mayoría del combustible se esfume en atascos de tráfico. No sólo quemas tu dinero, sino que además contribuyes de más a la contaminación.

 

De modo que un coche más eficiente con el combustible es una inversión a largo plazo, especialmente para quienes lo usan de manera intensiva a lo largo del día. Algunos modelos, como el Aveo, te permiten recorrer hasta 19.7 sorprendentes kilómetros por litro.

 

Por otra parte, los gastos no sólo son en gasolina, también en mantenimiento. Independientemente de las refacciones y las reparaciones “comunes”, mientras más antiguo es el auto más posibilidades hay de que presente una de las tres fallas mecánicas más costosas de reparar, tanto que no conviene ni siquiera intentarlo. Estas son: una falla total del motor, una falla total de la transmisión (especialmente en coches automáticos) y una ruptura en la junta de la culata del motor.

 

Como puedes ver, lo ideal es que vendas tu auto viejo antes de que suceda algo así y puedas usar lo que recuperaste como parte de tu enganche para un modelo reciente.

 

3. Cuando te queda chico

 

Muchos conseguimos nuestro primer coche en nuestros días de soltería, cuando un sedán o hatchback de cuatro puertas era más que suficiente para llevar a los amigos y a la novia a donde fuera. Pero las cosas cambian y si tienes la fortuna de comenzar a formar una familia (o si ya la tienes empezada) verás qué pronto te comienza a quedar chico.

 

cambiar de auto

 

4. Cuando existe algo más seguro para tu familia

 

Incluso si tu familia se mantiene en tres integrantes, puede que tu vehículo actual no cuente con las medidas de seguridad que incorporan los modelos más recientes.

 

Para darte una idea de todo el equipamiento de seguridad de un modelo actual, echa un vistazo a la ficha técnica de la Equinox: el modelo más básico cuenta con 6 bolsas de aire, asistente de frenado, cámara de visión trasera y sistema OnStar 4G, por mencionar solo algunos.

 

Tal vez a los conductores más experimentados todos estos implementos puedan parecerles innecesarios, pero toda precaución es poca cuando se trata de la seguridad de aquellos a quienes amas.

 

Así que ya lo sabes. Conservar a toda costa tu auto viejito puede ser una decisión costosa, insegura y que te dé más problemas de los que te resuelve. Acércate a uno de nuestros ejecutivos y deja que te muestre cómo puedes cambiar de coche a uno que se adapte perfectamente a tus necesidades y a tu presupuesto.

 

 

 

Eduardo Gutiérrez

Eduardo Gutiérrez

Ing. en Mecánica Automotriz. Me apasionan los autos desde que tengo memoria. Con 5 años de experiencia en la industría e hijo del dueño de un taller, encontré la pasión a los autos y lo he hecho mi parte de mi vida diaria siempre queriendo dar los mejores consejos sobre ellos.

Déjanos un comentario

Únete a nuestro boletín informativo

Únete a nuestro blog y recibe nuestro contenido antes que nadie. 
Back to top