Blog

Latest Industry News

frenos de disco

Sistema de frenos de tambor o disco: ¿cuál es la diferencia?

Hay algunas cosas que todo aquel que posea un auto -o que aspire a tener uno- debe saber. Y no nos referimos a aspectos como las vestiduras, el aire acondicionado de doble zona y otras comodidades, sino a aspectos realmente importantes del funcionamiento del vehículo, como el sistema de frenos.

 

Por ello, en esta ocasión hablaremos de los tipos de frenos que puedes encontrar en un auto, cómo funcionan y cuáles son sus ventajas y desventajas.

 

1. ¿Por qué es importante el sistema de frenos?

 

El sistema de frenado es por mucho el elemento de seguridad más importante de un vehículo, pues permite al conductor disminuir la velocidad y detener el auto a voluntad.

 

Es muy fácil dar por sentada su existencia, pero por un momento imagínate lo catastrófico que sería cualquier paseo en auto si no pudiéramos frenar para dejar pasar a peatones o a otros vehículos, ni siquiera para terminar el recorrido exactamente en nuestro destino.

 

No hace falta profundizar mucho para darse cuenta de que en efecto el sistema de frenado de un vehículo es la diferencia entre conducir de manera segura ó arriesgar la integridad e incluso la vida.

 

Hablamos de sistema de frenado y no sólo de frenos porque hay numerosos componentes que trabajan en conjunto para que un vehículo pueda detenerse con sólo pisar un pedal.

 

Por si no te habías puesto a pensar en ello, lograr detener una mole de más de una tonelada moviéndose a grandes velocidades, con tan sólo la fuerza de un pie es una proeza mecánica.

 

Esto es posible gracias a que en realidad al accionar el pedal se está poniendo en marcha un complejo sistema asistido de manera hidráulica, que permite desarrollar una gran fuerza de manera uniforme en los frenos de cada rueda.

 

2. ¿Qué tipos de frenos existen?

 

Hoy en día todos los vehículos comerciales cuentan con un sistema de frenado asistido de manera hidráulica, así que no tiene mucho sentido profundizar en los demás tipos de asistencia. La gran diferencia entre uno u otro tipo está dada por el mecanismo que hace que la rueda se detenga, es decir, por el freno.

 

Durante más de cien años, la industria automotriz ha propiciado el desarrollo de numerosos tipos de frenos. La mayoría han quedado obsoletos -como el freno de cinta del Ford T- y en la actualidad podemos encontrar dos tipos de frenos presentes en casi todos los vehículos de uso personal y familiar: los frenos de tambor y los frenos de disco.

 

Sistema de frenos de Tambor:

 

Inventados a inicios del siglo XX y perfeccionados en los 50’s, los frenos de tambor son algo así como “la vieja confiable” de la industria automotriz por su bajo coste, gran eficacia y larga vida útil.

 

En este tipo de frenos, la rueda está fija a un cilindro metálico que oculta y protege al resto del mecanismo, y el frenado se hace mediante la fricción causada por un juego de pastillas que al accionarse, aprietan “hacia afuera” contra dicho cilindro.

 

Como todo el mecanismo del freno está protegido por el tambor, es bastante resistente contra agua, lodo y otros objetos extraños, por ello, necesitan de menos mantenimiento.

 

Sin embargo, de aquí surge su mayor desventaja, y es que como no tiene manera de ventilarse, se sobrecalientan relativamente rápido.

 

Frenos de Disco:

 

Los frenos de disco son más recientes, y su uso comercial data de los años 50’s. Tienen un mayor poder de frenado que los frenos de tambor, aunque también un mayor costo.

 

Consisten en un mecanismo que utiliza balatas para apretar un disco por ambos lados y así generar fricción. Este disco está conectado directamente al eje del vehículo y a la rueda. Su uso está muy extendido también en motocicletas e incluso en bicicletas de gama alta.

 

Como todo el mecanismo se encuentra expuesto, puede ventilarse mejor y con ello evitar sobrecalentarse.

 

Sin embargo, también tiene sus desventajas, pues es más propenso a que se les acumule polvo o residuos de las balatas, así que requieren de mayor mantenimiento.

 

 

3. ¿Qué son los sistemas de frenos ABS?

 

Los frenos ABS (Anti-Block System) no son como tal un mecanismo de frenos, sino un sistema que evita que las ruedas dejen de girar del todo en caso de un frenado fuerte.

 

Aunque resulte contraintuitivo, en realidad  permitir que las ruedas sigan girando un poquito durante el frenado tiene varios beneficios, como distribuir la fricción del frenado a lo largo del perímetro de la llanta y con esto, evitar que se sobrecalienten en un sólo punto.

 

Otro beneficio es que como las ruedas siguen girando un poco, el auto aún responde a maniobras del conductor y de este modo puedes evitar salirte de una curva o impactar contra árboles, peatones u otros autos.

 

Si no te queda del todo claro cómo es que los frenos ABS contribuyen a tu seguridad, echa un vistazo a esta fantástica demostración.

 

Los frenos ABS son tan cruciales para la seguridad al manejar, que están incluidos de serie en todos los modelos de Chevrolet en cualquiera de sus versiones.

 

4. ¿Cuále sistema de frenos me convienen a mí?

 

Si echamos un vistazo a las fichas técnicas del catálogo Chevrolet, veremos que -a excepción del Cavalier, todos los autos compactos, sedanes y crossovers tienen un sistema de frenos mixto: los frenos delanteros son de disco y los traseros de tambor.

 

En cambio, el Cavalier -que es un sedán bastante grande- y todas las SUVs, cuentan con frenos de disco en ambos ejes, además de sistemas de distribución electrónica de frenado.

 

Esta diferencia se debe principalmente a la masa de cada vehículo. Como los frenos delanteros reciben más de la mitad del esfuerzo en cada frenado, lo más recomendable es que sean de disco.

 

No tendría mucho sentido incluir también frenos de disco traseros en vehículos pequeños y medianos, pues sólo se lograría aumentar los costos de producción y mantenimiento. Unos frenos de tambor modernos son más que suficiente para hacer el trabajo de manera segura.

 

En cambio, en vehículos que exceden una tonelada y media de peso, sí tiene mucho sentido utilizar frenos de disco en ambos ejes, pues la dinámica del frenado es distinta y requiere de elementos que puedan soportar las enormes fuerzas generadas.

 

En resumen, la solución al eterno debate sobre qué frenos son los mejores es muy sencilla: los mejores frenos para cada auto son los que trae tu Chevrolet de fábrica, pues todos nuestros autos son diseñados para cumplir con los más altos estándares de seguridad automotriz.

 

como elegir el auto ideal

Leave comments

Your email address will not be published.*



You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

Back to top